Hacer ejercicio ‘patas arriba’

“¿Y ahora?”, le pregunté. “Se suelta y se relaja”, dijo la instructora sin el menor atisbo de duda en su voz. Estaba completamente invertida; mi cabeza estaba a escasos centímetros del suelo y los dedos gordos de mis pies apuntaban hacia el techo. Sentía cómo la hamaca me sostenía desde el sacro, como un brazo gigantescoSigue leyendo «Hacer ejercicio ‘patas arriba’»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar